miércoles, 17 de septiembre de 2008

Dialectario de Raúl Gálvez Cuéllar en Patria o Muerte

P A T R I A O M U E R T E
Exclusivo para Isla Negra

Ha llegado la hora en la dialèctica regresiva,
en la historia de los pueblos de Amèrica Latina,
en la espiral del caracol
de cuyo centro desciende vertical el sol
sobre andes, rìos, selvas, desiertos y ciudades.

Ha llegado la hora en la dialèctica repetitiva
de las arengas de los poetas de Amèrica Latina
compañeros de la pluma
que arrimaron la luna
para elevar el puño màs allà de la nube.

Ha llegado la hora en la dialèctica diferenciada
porque ahora se combate en la calle,
porque el plazo se cumpliò sin atenuantes,
y porque ya no mata la bala
en el destino de los pueblos de Amèrica Latina.

Raùl Gàlvez Cuèllar
Lima, 15.09.08


Dialectario de Raúl Gálvez Cuéllar
en Patria o Muerte

Por José Pablo Quevedo

Tu poema a simple percepción pareciera como un juego para niños , de esos en los cuales hacíamos nosotros los hoyitos en el suelo para jugar con las bolitas de vidrio, y que en jugadas diestras teníamos que hacer, llevándonos muchas veces a los contrarios para que éstos no pudieran reaccionar y ni siquiera enñocar el primer hoyo, y veces los condenábamos al plantón. Así como un juego breve, hecho en tres ñocos, de complejidad para el análisis de los no expertos en esta materia, leo tu poema último, titulado Patria o Muerte.

Simple pareciera el poema, como rápido afiche, de breve lectura en mirada ascendente como primera impresión. Pero hay que leerlo dos o tres veces. El buen lector sabrá que es una síntesis muy apretada en torno a una filosofía de la historia, un breviaro concentrado de energía nueva. Para otros lectores menos ilustrados, el poema podría merecer diferentes interpretaciones. Tal es la energía que condesa ese destello Dialéctario. Y digo energía, pues estoy seguro, que el poema tuyo, creará un campo magnético de simpatía en el lector.

El envío para isla negra, no podría ser más oportuno. Yo por mi lado deseo referirte algunas ideas, que como tú conoces, son de fundamentación filosófica. A breve pluma te las escribo:

Tu poema recoge los fundamentos de los viejos filósofos dialécticos, el eco de los viejos aedas con metàforas y símbolos a explicar. Pero no solamente recoges (en parte sí, en cuanto a lo temático de la dialéctica), pero tú, los SUPERAS, pues tu poema toca no como los viejos filósofos una parte del movimiento dialéctico, sino vas a la TOTALIDAD de muchas épocas históricas, y plasmas una lucha permanente en una diversidad de tiempos. En el contenido de tu poema, le asignas el fundamento, también observas e implicas en el movimiento dialéctico las formas espaciales y temporales diversas. En ti el movimiento vive. Los viejos aedas no tenían otros puntos de comparación con otras sociedades en referencias, con otras épocas; solamente sus obras eran referidas dentro de su tiempo, y reflejaban la creatividad de sus impulsos.

En tu caso, tu poema pertenece a la dialéctica en regresión, repetitiva y diferenciada, y sobre este campo, haré algunas apreciaciones:

Los versos de despliegue casi lógicos, verticales y concretos, nos presentan una síntesis de historias breves y concentradas, abiertas en temas diversos y que terminan como hasta en sentencias del presente. Tú escribes: Ha llegado la hora en la dialèctica regresiva,/ en la historia de los pueblos de Amèrica Latina,/ en la espiral del caracol. Tal vez, aquí el poema esté escrito bajo la lupa del poeta de los aforismos, ahora en expansiones de la dialéctica en regresión.

Desde la primera estrofa, observo una definición, y el fundamento de TODO SER: de cuyo centro desciende vertical el sol. El sol es la energía constante y es la fuente de la vida, de esta fuente emergen los millones de colores, su luz está arriba y abajo, corre sobre el infinito, ella se transforma en plantas, crea las estaciones, hace lo nuevo y lo viejo de las cosas, mueve los astros, el sol es real, y es lo necesario para la vida del hombre. Aquí, en esta metáfora de lo

-2-

vertical y de lo horizontal de la luz está también representada la filosofía de nuestros pueblos andinos, y del sincretismo de muchos hombres latinoamericanos.


La filosofía de la dialéctica en regresión, supone que sol (energía, luz), es Regresivo y siempre otro. El es repetitivo en su luz pero también diferenciado, y con él, somos permanentemente diferentes.
No hay un calco ni copia de lo mismo, en épocas diferentes, pues el sol tampoco es el mismo, así como no hay dos mundos o gotas iguales en el universo. Cada época de lucha, de acuerdo a sus reglas ,será entonces, diferente.


Veo fluir desde el primer párrafo, el MOVIMIENTO de una y de las muchas luchas en tu poema, es decir la Totalidad de esas luchas realizadas y continuadas. Heráclito de Efesos diría: Todo fluye, todo corre, todo transita, todo deviene.
Pero en tu dialectario el fenómeno es regresivo, repetitivo y diferenciado. Y aquí, hay que diferenciar las dos formas de ver el movimiento.

Uso la espiral del caracol y la luz desde su centro en lo vertical y horizontal: espacio/tiempo.

La idea del caracol nos entregará la llave para abrir el misterio de lo abreviado en tu poema: El caracol es el símbolo de una aspiral ascendente y descendente, y continúa que muestra la horizontalidad y la verticalidad espacial temporal. Aquí el movimiento no es el mecánico o de los cuerpos físicos, integrados en sus formas circulares. El movimiento se relaciona al Tiempo y al Espacio dentro de las formas que reviste el movimiento social. Tiempo y espacio son categorías de ese mismo movimiento concatenado, en la etapa actual y en la lucha diferenciada de nuestra historia.

Tu poema presenta en su síntesis la totalidad del movimiento de Resistencia y de Lucha en la América Latina, y su evolución, en cada estrofa, es el compás de un tiempo diferenciado. El caracol es un símbolo también de muchas culturas antiguas, pero también del mundo andino, en muchos de sus usos, intercambios, costumbres y ritos.

También el símbolo de las olas , es el elemento de lo que es permanente, parte del movimiento constante. Ella es lo que viene desde el centro del planeta con el pecho del mar y llegará siempre a la orilla. En la llegada a las orillas, la ola se contrae, forma la resaca. La luz del sol que la ilumina, que la acompaña, también forma con ella la memoria permanente. La resaca adquiere y posibilita el momento de la lucidez, nos recuerda lo que hemos sido, lo que somos, los que queremos ser. Ella es como un escáner en movimientos epocales en los cuales nos reconocemos. La ola está en continuo impulso, forma nuestra memoria, refleja en su movimiento como en un espejo las diferencias, nos dice cómo una lucha se realizó, nos alerta de las lecciones olvidadas, de las derrotas y de los triunfos, nos enseña de lo que se hizo y no se debió de hacer, de las nuevas correspondencias de las clases, conoce si esta será la última lucha para lograr la libertad, como tú te deseas. La ola es memoria, es algo que es ella misma y que en su resaca contra impulsa: Ha llegado una ola, la ola de este momento. Me dices, en uno de tus escritos, anteriores.
El momento de la lucidez y de la conciencia, hace la memoria, forman los momentos históricos.Y ello está relacionada con :la tercera estrofa: ya es inùtil la bala ante la arremetida del destino de nuestros pueblos que al fin venceràn.

-3-

La idea de este movimiento, en sus tres partes nos permite observar siempre un movimiento ascendente de la lucha, como en una cadena de negaciones, de negaciones ascendentes. Las tres partes constituyentes del poema, están formulados dialécticamente como una Tesis, Antítesis y Sintesis, concatenadas repetitivamente y diferenciadas para nuestro Continente. La lucha, hoy en día, alcanza planos dramáticos. Ahora, las clases opresoras apelan a todos los medios para conservar sus privilegios y el poder, pero las clases oprimidas también por el conocimiento de esta dialéctica en regresión, ya conocen sus mutaciones, su estrategia y sus métodos de lucha, y el poema, nos dice, que la lucha debe llegar a su final. Tú sentencias: porque ahora se combate en la calle,/ porque el plazo se cumpliò sin atenuantes,/ y porque ya no mata la bala/ en el destino de los pueblos de Amèrica Latina.

En lo repetitivo y lo diferenciado de nuestra historia continental, hay muchas cosas que se repiten y se repetirán, no de la misma manera, sino diferenciadas. En palabra de guerrillero, Javier Heraud, escribe: Porque mi patria es hermosa/ como una espada en el aire/ y más grade ahora y aún más hermosa todavía, yo hablo y la defiendo con mi vida. El poeta ya está cansado de reproducir el movimiento puro de la idea, de ver la cáscara de movimiento abstracto de ella misma, y se va al desenlace final. Para tí, ahora, yo no es el acto de uno o de dos revolucionarios. La realidad misma es la que se está moviendo y ella - la podemos captar con todos los sentidos en varios países de América Latina-, es parte ya de la lucha polarizada de las clases opresoras y oprimidas en nuestro Continente. La dialéctica del movimiento y del tiempo diferenciado y su consecuencia final es lo que has abierto con tu poema Patria o Muerte.

El nuevo orden depende del orden conciente que le demos a la lucha. Tú consideración, acaso, necesaria y oportuna: El poeta no se debe de quedar en la antesala, sino estar en el escenario de los mismos hechos.


José Pablo Quevedo

Bernau, 17 de Septiembre de 2008

NO ESCAPES DE TU RESPONSABILIDAD SOCIAL, PORQUE EL ARTE PURO NO ES ARTE, SINO CUANDO SE ORIENTA A TRANSFORMAR PARA BIEN LA SOCIEDAD DONDE VIVES. (Art. 9ª del DECALOGO DEL POETA, de Raùl Gàlvez Cuèllar)

lunes, 15 de septiembre de 2008

ALETEOS

RAÚL GÁLVEZ CUÉLLAR

ALETEOS
Extractos del su libro del mismo nombre,
publicado por Alejo Ediciones, Lima, Perú, 2007

He visto a muchos estúpidos depositar su dignidad en una corbata.

El tonto pobre y el pobre tonto compran los lunes los boletos de los bingos y de lotería dominicales, y viven sus ilusiones siete días por semana.

Por lo general las personas joviales almacenan hondas tristezas.

Puedes considerarte importante si das importancia a las cosas pequeñas.

Hay mucho asesino suelto con el doble crimen de matar al tiempo y a ellos mismos.

Cómo será de niño el mundo que los estadios se llenan para ver que la pelota da bote.

Jamás olvidaré a ese “alto funcionario” con una ruma de expedientes en su lujoso escritorio. Y que al preguntársele cuáles eran sus funciones, contestó: “No sé. Yo firmo nomás”.

Si pegas tu oído en las plantas, escucharás que te dicen “impaciente”.

No olvides que fueron necesarios muchos golpes de hacha para que el último derribe el árbol.

La historia es un diccionario de mentiras hecho por la política, donde los más célebres mentirosos son los historiadores.

Los títulos profesionales son como las canas que no siempre reflejan el estado de quienes las ostentan.

El astrónomo es poeta a la fuerza.

Los arquitectos deben tener presente que “no quedará piedra sobre piedra”.

Un diplomático bautizó con “líneas de expresión” a las arrugas.

Conozco un químico tan flaco, pero tan flaco que no tiene nada de físico.

El trabajo de los zapateros anda por los suelos.

Si quieres detener el tiempo, te presto mi reloj malogrado.

En el día de tu vida espera una tarde tranquila y una noche con estrellas.

Elige ser rey en tu pobreza, antes que esclavo de tu riqueza.

Ten valor y no precio.

Rico es quien tiene el corazón feliz aunque duerma sobre la yerba.

Poco falta para que la humanidad haga el amor como los gatos.

Antes de hacer el amor, el burro le dice a su pareja que no se aburra.

Cuando veo volar a los insectos, aflora mi complejo de inferioridad.

Las arañas avergüenzan a los ingenieros porque sin costosos presupuestos construyen elegantes palacios.

El escarabajo puesto de espaldas, escararriba.

Nunca he visto a un hipopótamo sin hipo.

Si quieres disfrutar en toda ocasión, abandona tus inventarios intelectuales, académicos, sistemáticos y lógicos.

Cuando tengo sueño atrasado, asisto a una conferencia.

No filosofes en la calle… porque te puede atropellar un auto.

La muerte anda con tus propios pasos y no paga alquiler.

No creo ni siquiera en lo que no creo.

Es cierto que los muertos se convierten en polvo porque de cuando en cuando sacudo el polvo de mi biblioteca.

No te descuides en ningún momento, pues para morir lo único que se necesita es estar vivo.

Después de Dios, ¿hay algo más perfecto que la muerte?

No pretendas entender a Dios por tus emociones, ni con tu conciencia, ni en tu tiempo.

La peor esclavitud es la libertad sin timón.

Uno de los errores del hombre es creerse libre, precisamente cuando no lo es.

Si quieres pasar un día feliz, no salgas de tu casa, no escuches radio, no veas televisión, no leas periódicos, no hables de política, y no preguntes cómo quedó nuestra Selección de fútbol.

La juventud cuando es sabia, sabe que la alegría no está en la vida fácil, ni en los dientes de estúpidas sonrisas.

Cuestan las enfermedades. Por ejemplo para una indigestión, se compró carnes, vísceras grasientas, condimentos y licores.

Si el universo se mueve, ¿qué parábola traza un pajarillo al volar?

Si quieres oír el sonido de la vida no hagas ruido.

¿Puedes pensar en el polo norte sin pensar en el polo sur?

Tendrás todos los poderes cuando no tengas intención de usarlos en tu beneficio.

Es hora de avanzar sin mirar cuánto falta.


Publicado en la Revista Internacional ALHUCEMA. Leer en su versión digital

martes, 9 de septiembre de 2008

JPQ Y JSM EN BLOG DE JSM./ HUACHO EN LA LITERATURA PERUANA...‏

Acabo de leer in-extenso la Crònica-Ensayo de JP en el blog de Julio, y he quedado emocionado casi hasta las làgrimas. He vibrado con la sinceridad de JP, con esa fuerza que pone al escribir. Es el JCM reencarnado y envuelto en su propia Tesis. No encuentro otra explicaciòn.
Soy uno de los allegados a la vida y obra de JP. Conozco su poesìa, sus Ensayos, su novelar y su arte que se reparte en varias direcciones.
Dos de nuestros màs cèlebres escritores; el poeta Cèsar Vallejo y el ideòlogo Josè Carlos Mariàtegui, alcanzaron post-mortem renombre universal. Este es el precio que viene pagando Josè Pablo ante una sociedad sorda, muda y ciega. Y èl bien lo sabe.
Otro corazòn que late fuerte, como si fuera del Perù entero, es el del poeta Julio Solòrzano Murga, identificado con su pueblo y con el destino literario peruano. Solòrzano preside la Sociedad de Poetas y orienta positivamente a los jòvenes poetas de su regiòn, inculcàndoles su apego a los valores nacionales. Es un honor para mì tener a estos dos amigos, escritores de lujo.
Ayer hice un poema que al final lo rompì. El poeta es dueño del tiempo y del futuro. Y aprendì a desechar lo que me gusta, (sì, lo que me gusta).
El tema del poema era que si llegara a ser rey, presidente, alcalde o todopoderoso, ordenarìa extraer el oro màs fino de las entrañas de nuestros Andes, para levantar una monumental estatua desde el mismo centro de la plaza principal de Huacho,con los brazos abiertos y de cara a la salida del sol. Era pues, como lo habràn adivinado, Julio Solòrzano Murga venciendo al tiempo al desparramar su amistad, llevada para siempre por los vientos màs allà de los barcos...
Me falta palabras para expresar mi profundo agradecimiento a Josè Pablo Quevedo y a Julio Solòrzano Murga, por citarme en sus Escritos. A veces soy llevado a pensar que fue una equivocaciòn haber nacido poeta. Hoy despuès de leer el Blog de Julio, me siento feliz de serlo.

raul galvez cuellar
Lima, 09 de setiembre del 2008

http://rgalvezcuellar.blogspot.com/
http://juliosolorzano.blogspot.com/
http://www.josepabloquevedo.com/
http://sociedaddepoetas.iespana.es/

domingo, 7 de septiembre de 2008

Cincuenta Años

Cincuenta Años se concatena a travès de sus poemas. Asì vemos en sus pags 24 y 25 por ejemplo, en los poemas ESPERA (24), y ARMONIA (25):

ESPERA

Mis colores no se cansan
esperando el reflejo,
desde la multitud situada en lados opuestos,
sin que podamos vernos, ni hablar entre nosotros,
en el reconocimiento de la piedra, la yerba y el agua.

Hasta que el dìa se agota,
y nos topamos en la curva de la hojarasca
donde suenan las campanas de la esperanza;
y el hombre solitario y abandonado espera:

(este poema termina en dos puntos (:)

ARMONIA

Lluvia de ojos y lenguas
para los seres amorfos
que yerguen sus cabezas
con la boca abierta
y miran de sus cuencas.

La pelea es a muerte,
por la posesiòn de la lluvia exacta,
rodando sobre moribundos.

Raùl Gàlvez Cuèllar
(de Cincuenta Años)


El tema de Cincuenta Años es la vida del poeta que cae con la hoja, y queda de cara contra el suelo. El poeta pasa casi toda su vida de espaldas al sol. Cae la lluvia exacta (en Armonìa) sobre la humanidad, pero èsta no entiende o no quiere entender, y sigue haciendo lo que le viene en gana (guerras, corrupciòn, etc. etc.).La hoja seca donde està el poeta, se enrosca, y al voltearse se topan anverso y reverso, es decir està la posibilidad de entendimiento entre el aeda y el resto de los hombres. Pero ya es una hojarasca incapaz de cambiar las cosas, y la vida continùa.


viernes, 5 de septiembre de 2008

LAS MUJERES Y EL SECRETO

LAS MUJERES Y EL SECRETO

Nada pesa menos que un secreto,
pues llevarlo lejos no es difícil a las damas;
y sé que sobre estos hechos
un buen número de hombres parecen mujeres.

Para probar a la suya, un marido exclama
en la noche ante ella: “Oh Dios, ¿Qué es esto?
¡Ya no puedo más!¡Me desgarro!...”

¿Qué? ¿He parido un huevo! ¿¿Un Huevo??... Sí, aquí está
fresco y recién puesto. No lo digas a nadie;
me llamarían gallina. En fin, no lo hables más”.

La mujer, nueva en este caso,
así como en otros asuntos,
cree la cosa y promete a sus dioses callar;
pero ese juramento se desvanece
con las sombras de la noche.

La esposa indiscreta y poco fina,
sale de la cama cuando el día apenas se levanta
y corre a casa de su vecina:
“Comadre –le dice-, tengo la última,
pero no lo cuente porque me haría usted azotar:
mi marido acaba de poner un huevo, grueso como cuatro.
En el nombre de Dios tenga mucho cuidado
de no divulgar este misterio”.
¿Usted se burla? dice la otra. Ah! Qué poco sabe
quién soy yo! Vaya y no desconfié de mí.

La mujer del ponedor vuelve a su casa,
y la otra ansiosa de contar la noticia
va a repartirla en más de diez sitios,
y en lugar de un huevo, dice tres.

Esto no es todo, ya que otra comadre
dijo cuatro, contando el chisme a la oreja,
precaución poco necesaria,
ante lo que ya no era secreto,
porque el número de huevos iba creciendo,
y antes de acabar el día,
ellos se elevaban a más de un ciento.

Jean de la Fontaine
Traducción de Raúl Gálvez Cuéllar




LES FEMMES ET LE SECRET

Rien ne pèse tant qu' un secret;
Le porter loin est difficile aux dames;
Et je sais même sur ce fait
Bon nombre d’hommes qui sont fermes.
Pour éprouver la sienne un mari s'écria,
La nuit, étant prèst d'elle: “O dieux ! qu'est-ce cela?
Je n'en puis plus; on me déchire!
Quoi? J'accouche d'un oeuf ! - D'un oeuf? – Oui, le violà,
Frais, et nouveau pondu. Gardez bien de le dire:
On m'appellerait poule. Enfin, n'en parlez pas.”
La femme, neuve sur ce cas,
Ainse que sur mainte autre affaire,
Crut la chose, et promit ses grands dieux de se taire.
Mais ce serment s'évanouit
Avec les ombres de la nuit.
L'épouse indiscrete et peu fine
Sort du lit quand le jour fut à peine levé;
Et de courir chez sa voisine.
“Ma commère, dit-elle, un cas est arrivé.
N'en dites rien surtout, car vous ne feriez battre.
Mon mari vient de pondre un oeuf gros comme quatre.
Au nom de Dieu, gardez-vous bien
D'aller publier ce mystère.
Vous moquez-vous? Dit l'autre. Ah! Vous ne savez guère
Quelle je suis. Allez, ne craignez rien”.
La femme du pondeur s'en retourna chez elle.”
L'autre grille déjà de conter la nouvelle:
Elle va la répandre en plus de dix endroits.
Au lieu d'un oeuf elle en dit trois.
Ce n'est pas encor tout, car une autre commère
En dit quatre, et reconte à l'oreille le fait.
Précaution peu nécessaire,
Car ce n'est plus en secret,
Comme le nombre d'oeufs, grâce à la renommée,
De bouche en bouche allait croissant,
Avant la fin de la journée
Ila se montainet à plus d'un cent.

Jean de la Fontaine
Francés