viernes, 30 de marzo de 2018

O T R A S M U L E T I L L A S

En mis ideas sueltas y espontáneas que aparecen a continuación, y debido a la rapidez, olvidé consignar otras muletillas como "de alguna manera", " ¿me comprende?", "en fin", "y nada", "para nada", etc.,  que frecuentemente se oye en la clase política. Quiero decir asimismo que no me considero un purista de la Lengua, sino que opino que acusan falta de un adecuado vocabulario. Muchas gracias por vuestra atención. RGC


 

martes, 27 de marzo de 2018

M I S I D E A S



La Administración de la palabra.

Constantemente vemos por la TV y escuchamos por las radios, así como leemos en otros medios escritos como revistas y otros, que es pobre el uso de nuestro idioma Español o Castellano, porque los hablantes -y aún escritores-, no emplean los términos apropiados en la cadena linguística (favor ponerle la diéresis).

Escucho con asombro y pena cómo los políticos (nombrarlos me da cierta repugnancia), Presidentes, Ministros de Estado, Abogados y Analistas de todo jaez incurren en barbarismos como "en realidad; francamente;qué le digo; digamos ;eeeeh; ¿me entiende?; ¿cómo se llama?:prácticamente; ¿no es así?; ¿no?;"   ¡¡¡Cuando nuestro Idioma es tan rico en su lexicografía !!!!...

Debo decir que soy antiacadémico y que todos mis ex-alumnos lo saben. Una vez uno de mis alumnos me dijo: "Profesor, si vemos en la TV que todos dicen "...este..."...  ¿esto es normal?"... E inmediatamente le contesté que NO: .. ".¿si todomundo se deja caer desde la punta del cerro, tú también lo harías?" ...

En cualquier alocución o redacción no es lo mismo bueno que lindo, hermoso, maravilloso, fabuloso, extraordinario, espectacular, excelente, etc etc., sino que hay que "engarzar" el vocablo preciso de nuestro riquísimo Idioma.  Esto lo aprendí de mi Maestro Luis Jaime Cisneros.



raul galvez cuellar,

27 de marzo de 2018

 

domingo, 25 de marzo de 2018

UN PEQUEÑO COMENTARIO DE RGC EN ESTE DOMINGO DE MARZO 2018



 



Estamos pasando un sancochado más, algo así como una ensalada rusa, o cebiche (siempre con b de cebolla) con huevo frito, si no un arroz con mango, o angelitos fritos de una política atroz, como siempre lo fue en este País tan bendecido por la naturaleza, pero tan maldito por sus peleas fratricidas desde los albores de la República, y hasta desde antes de ésta, cuando pelearon Huáscar y Atahualpa. No nos engañemos José Pablo.

Con esta raya más al tigre, adviene un nuevo Presi limeño-moqueguano, que como siempre promete el cambio. Pero las fuerzas opositoras de derecha seguirán haciendo lo que les conviene, sin importarles jamás los altos intereses del País.

No es que sea malaguero (no encuentro la diéresis), porque investigo nuestra historia desde los tiempos inmemoriales: la historia del hombre, de la humanidad insensata que no avanzó ni una décima de milímetro desde el tiempo de las cavernas; que no supo superarse hasta alcanzar un nivel superior al de los semovientes, pues contrario sensu ha ido retrocediendo cada día más y más hasta llegar a extremos insoportables al mínimo sentido común.

La marcada diferencia de clases originada por la ambición exagerada de los políticos tradicionales en el mundo, hizo que maduraran los frutos del capitalismo salvaje y despótico, a espaldas de las mayorías y de los pueblos hambrientos de justicia y de una equitativa distribución de las riquezas. 

En este contexto, el poeta y escritor ha ganado un cero en cuanto a su participación en las cosas del Estado, porque nunca fue capaz (como en los tiempos de Homero) de tener un importante significado en la marcha de la historia. Si bien con Valdelomar, el Poeta se hizo respetar por su fuerte personalidad, sin importarle para nada los ataques de los conservadores, el Aeda no es un actor decisivo en el desarrollo histórico de nuestras Naciones. En Europa por ejemplo, en algunos Países cultos el escritor goza post-mortem de gran reconocimiento al erigirse monumentales edificaciones que perennizan sus obras. En nuestro País ni siquiera el Gran Vallejo ha querido permanecer para siempre.

Estoy tratando de revisar nuestro pasado, desde las Constituciones y la Educación, con una ligera mirada a nuestra Literatura, donde vemos destacar a la Sociedad de Poetas y Narradores de la Región Lima, con su indiscutible Poeta JULIO SOLÓRZANO MURGA, quien a 150 kilómetros al norte de Lima, ha encendido un Faro de Esperanza para las Letras Peruanas e Internacionales.

En estas horas dramáticas, son válidas las Voces de los Poetas Solórzano, Quevedo y Aliaga Cacho, para dar un nuevo impulso a la función y obligación de los escritores, con vista a la horrorosa situación político-social, y a la notoria ineficacia de nuestra Literatura que incluye a la Poesía.

Cordial y Atentamente:

raul galvez cuellar,

25 de marzo de 2018





 

martes, 20 de febrero de 2018

G E N A R O L E D E S M A I Z Q U I E T A

Agradezco nuevamente al Poeta Líder JULIO SOLÓRZANO MURGA, por remitirme esta semblanza de uno de los más grandes Poetas Nacionales, el Dr. Genaro Ledesma Izquieta. 


 

GENARO LEDESMA IZQUIETA










Genaro Ledesma Izquieta Nació en Cajabamba, Cajamarca, el 19 de setiembre de 1931. Político, abogado, escritor poeta y periodista. Importante líder de la izquierda peruana, es el fundador y Presidente del Frente Obreo Campesino Estudiantil y Popular.(FOCEP). Fue también alcalde de Cerro de Pasco (1958-1960), Diputado del Congreso de la República del Perú (1963-1968), Diputado de la Asamblea Constituyente (1978-79), Senador por la Izquierda Unida (1980-1985 y 1985-1990).
Estudió en el Colegio Nacional José Gálvez de Cajabamba, al sur de Cajamarca, su tierra natal. Ingresó a la Universidad Nacional de Trujillo, donde cursó dos especialidades: Educación y Derecho. Por esta época fundó y presidió el Centro Federado de Periodistas de Trujillo (1953-1955).
Graduado de Bachiller en educación, se trasladó a Cerro de Paco, ciudad de la sierra central peruana situada a 4.500 msnm, donde laboró como profesor de educacion Primaria, en la sección nocturna del colegio Daniel Alcides Carrión. Fue en esa zona donde, contemplando de cerca la pobreza y el sufrimiento de los mineros, inició su intensa vida política que lo llevaría a conocer la prisión y el destierro. En 1958 fue nombrado alcalde de Cerro de Pasco. Durante la represión policial del 1º al 2 de mayo de 1960 en la que murieron varios campesinos, entre ellos al presidente de la comunidad de Rancas, Ledesma fue tomado preso y enviado a la colonia penal de «El Sepa», en la selva, donde estuvo por algún tiempo.
En 1962, al producirse el golpe militar del genera Ricardo Pérez Godoy, nuevamente fue apresado, siendo confinado esta vez en la isla de El Frontón, célebre centro de reclusión situado frente al Callao. Mientras continuaba encarcelado, los obreros y campesinos de Cerro de Pasco lo inscribieron como candidato a la diputación por su provincia y resultó elegido por voto popular. El secretario del Jurado Nacional de Elecciones tuvo que entregarle en la prisión sus credenciales de diputado de la Nación. Solo así Ledesma pudo abandonar su presidio insular. Por entonces ejerció también como representante legal de las comunidades campesinas en sus disputas legales por las tierras, en plena efervescencia social, uno de cuyos máximos reclamos era la implementación de la reforma agraria.
En 1976, durante el gobierno militar del general Francisco Morales Bermúdez, Ledesma fue una vez más apresado, pero esta vez se le envió deportado a la provincia argentina de Jujuy, donde, según cuenta el mismo Ledesma, estuvo a punto de ser arrojado al mar por la dictadura de Jorge Rafael Videla. Por entonces, la agrupación política que fundara en 1963, el Frente Obrero Campesino Estudiantil y Popular (FOCEP), participó en las elecciones de la Asanblea Constituyente del Perú de 1978. El FOCEP obtuvo 433.413 votos, que le dieron 12 curules, constituyéndose así en la tercera fuerza política del Perú, después del Partido Aprista Peruano (PAP) y el Partido Popular Cristiano (PPC). Ledesma, que se hallaba todavía en el destierro, regresó al Perú y ocupó su curul en la Asamblea. Junto con su correligionario Hugo Blanco Galdós, fue uno de los líderes más votados de la izquierda. Instalada la Asamblea el 28 de julio de 1978, fue presidida por el líder aprista Víctor Raúl Haya de la Torre, quien denominó a Ledesma como «líder de las izquierdas». Fue uno de los miembros de la Comisión Principal de redacción de la Constitución de 1978.
En 1980 fue candidato a la presidencia de la República por el FOCEP llevando a su plancha como primer vicepresidente al laureado novelista Manuel Scorza y a la aguerrida abogada Laura Caller, ambos ya fallecidos y entrañables amigos de Ledesma. Fue uno de los personajes centrales de las novelas: "Redobles por Rancas", La tumba del relámpago, La guerra silenciosa, del lauredo escritor y político Manuel Scorza, desaparecido en el mar, en 1983.
A diferencia de 1978, en 1980 las agrupaciones de izquierda (que no concretaron la esperada candidatura única) obtuvieron global mente un porcentaje ínfimo. Ledesma resultó elegido Senador, siendo reelegido para el período 1985-1990, ya como representante de las izquierdas que por fin se agruparon en la coalición denominada Izquierda Unida. Ledesma trabajó arduamente por consolidar la unidad de la izquierda peruana, que a la postre se volvió a fraccionar.

Obras literarias

Poesía

  • El rostro de la tierra en el espejo (1958) (Poemas juveniles)
  • Soy el que levanta la insignia de tu sombra (1988).
  • Versos peruanos para Corea (1993)
  • He de extraerte la ausencia (1996)
  • Padre nuestro que estás en la CGTP (1999)
  • Dialéctica de los zorzales (2006)
  • Poética de la Política (2007)

Novelas

  • Las pulgas del juicio final (Centromín, Lima, 1997).
  • Dos mil años de viaje del Señor de Sipán (2000, novela premiada)
  • Almita de César Vallejo, ¡Ayúdame! (2004)
  • Chumbeque
  • Cordillera del Cóndor
  • El parto de Gloriabamba (2004), una de sus obras maestras que causaron gran aceptación y revuelo, tanto a nivel local como internacional.

Cuentos

  • La culebra y otros cuentos (1972)
  • Cuentos de carne y hueso (1982)
  • La conquista del Ibero-Suyo (1994)
  • El cajamarquino feo y la preciosa cusqueña (1998)

Otras obras


  • Complot (1965), escrito durante su encierro en El Frontón (1962-1963).







--