miércoles, 9 de enero de 2013

La Morena en la Rubia


La Morena en la Rubia

Hay una holandesa en mí
y también una africana.
Tengo una esclava cauterizada en la sangre,
y ese extraño cabello rubio
brota, pero se niega al frío,
prefiere el calor, el huracán, las brujerías.
Ese calor que descompone el tambor
y se adhiere a las caderas,
candongueándome la vida.
La rubia se detiene en un van Gogh,
mira los detalles de un Jan Provoost,
No hay cosa más hermosa
que esa mujer dando su seno al niño,
se aleja de un Pieter de Hooch en su sala
para no perder los detalles de los rostros
enmarcados en su piel.
Y mientras tanto la carrera fluye
y no se detiene,
se mira al trasluz del tiempo y no se reconoce.
Ama y desea ser amada,
Y no importa si es a la rubia en su cabello
o a la negra en sus caderas,
o tal vez la india en sus labios de seda,
No, no importa,
grita, grita, grita.
Mírame, ámame,
Escúchame, que la esencia queda,
pero el cuerpo muere.

Carmen Amaralis Vega Olivencia (CAVO)

www.carmenamaralis-vega.com/



Playa en Puerto Rico

2 comentarios:

  1. Anónimo9/1/13 21:38

    Mi querido amigo Raúl, tu blog está cada vez más completo y recoje importante información para tus seguidores, sé que son muchos. Gracias por colocar este mi poema La Rubia en la morena, que hay en mí, un abrazote de agradecimiento profundo, Amaralis (CAVO)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo10/1/13 8:36

      Estamos para destacar la buena literatura, amiga Carmen, gracias por tus palabras.

      Como te dije inmediatamente al recibir tu poema -en mi breve respuesta por e-mail-, con LA MORENA EN LA RUBIA ingresas a una Poesía Mayor, más profunda y madura, como si quisieras encontrar toda la esencia y el poder posible, en un desesperado esfuerzo por llegar a la verdad.

      Te decía que había quedado muy impresionado, y que sin duda tu sincero poema es acaso el mejor de toda tu producción poética.

      Mis felicitaciones nuevamente, amiga Carmen.

      raul galvez cuellar,
      Lima, 10 de enero de 2013

      Eliminar

Le invitamos a dejar su comentario: