sábado, 16 de julio de 2011

XVIII ANIVERSARIO DE LA SOCIEDAD DE POETAS Y NARRADORES


Queridas amigas y amigos del Perú y del mundo, quiero agradecerles el honor que me hacen al ingresar a este Blog que organiza amablemente la Sociedad de Poetas y Narradores de la Región Lima y Provincias, por intermedio de doña Celia Ariza.
 
Precisamente retorno a Lima después de haber asistido a la Juramentación de la nueva Directiva de la mencionada Sociedad, ahora bajo la presidencia del joven poeta Erlander Sosa; mientras que el poeta y ex-presidente Julio Solórzano ocupará la Vice-Presidencia, y Celia Ariza la Secretaría General para el periodo 2011-2013.
 
Mi viaje con mi esposa Lucyta fue espléndido por decir lo menos. Huacho es una ciudad moderna a unos 130 kilómetros al norte de Lima; y la Juramentación en la Casa de la Cultura alcanzó notable brillo, tanto en la ceremonia formal como en las intervenciones artísticas.
 
Al día siguiente las dos parejas: Solórzano-Ariza y Gálvez-Gutiérrez, viajamos a Pativilca, a 183 Kms siempre al norte, donde vivimos maravillosas horas (ver foto en su Plaza Mayor, con la impresionante estatua del Libertador Simón Bolívar, quien instalara su Cuartel General en Pativilca)
 
También estuvimos en Barranca, a 175 Kms de la Capital, ciudad al borde del Oceano Pacífico, donde saboreamos el Cebiche Peruano en el restaurante turístico del "Clon de Carlota" -cómico de la TV-, como se ve en la otra foto.
 
El clásico Duelo HUACHO versus LIMA, en los juegos del Sapo y de Billas, entre las ya citadas parejas, fue ¡Wuenazzzzo! y divertidísimo. Para abreviar diré que Julio Solórzano embocó un Sapo, y que Lucyta al lanzar una de sus fichas, ésta quedó inmóvil en la misma boca del sapo. Al aventar Lucyta su siguiente ficha, no logró que ingrese la que había quedado detenida, la que al golpe "salió de la boca" para rodar sobre el tablero. Este hecho nos hizo recordar que cuando quien escribe esta nota, jugaba con José Pablo Quevedo en Trujillo, e igualmente quedó quieta mi penúltima ficha de bronce en la entrada de la boca del sapo; mas en aquella oportunidad, con mi última ficha cumplí mi objetivo de hacer un ¡¡Sapo!!.
 
Para terminar les contaré algo insólito: en esta vez jugando billas en Barranca, siempre en el marco del fraterno duelo Huacho-Lima , era mi turno, tiro con el taco y una bola de billar salta hasta el borde de la mesa, donde hace inexplicables movimientos en unos 50 centímetros del borde, antes de regresar lentamente a la mesa  para  ¡introducirse en una de las troneras!!. Simplemente INCREÍBLE.
 
Ambos equipos nos repartimos por igual los triunfos.
 
El Juego al Sapo es peruano y se jugaba en el Imperio Incaico. Cuentan las leyendas, que el Inca lo practicaba lanzando piedritas al Lago Titicaca, las mismas que al ser tragadas por los batracios, se convertían en pepitas de oro.
 
Prometo a mis benévolos lectores, sobre todo a los que desconocen los pormenores de este entretenimiento, buscar en mis archivos un recorte del Diario El Callao donde apareció mi Artículo sobre la historia y detalles de este interesante juego.
 
Que Dios les bendiga largamente:
 
                          raul galvez cuellar,
                     Lima, 16 de julio de 2011
 
 

5 comentarios:

  1. Qué agradable reseña ceñida estrictamente a la realidad, aunque algunos puedan dudarlo. Le envío muchos saludos amigo, un abrazo fraternal. Ya habrá tiempo para la revancha.

    ResponderEliminar
  2. Hola Raul, muy bello que narras de ese viaje inolvidable en compañia de tu familia y amigos. Te dejo un beso, cuidate mucho amigo.

    ResponderEliminar
  3. Julio Solorzano Murga18/7/11 19:11

    Gracias hermano Raúl por regalarnos estos momentos de sano esparcimiento, la verdad tiempo que ni jugábamos Sapo ni Billas, pero ahí estamos tratando de conjugar el arte poético con los juegos de salón, sobre nuestro viaje por Pativilca y Barranca fue fenomenal.
    Saludos a la distancia.

    ResponderEliminar
  4. Germán Súnico26/7/11 0:26

    Mil gracias, poeta amigo?
    no, un millón Raulito,
    por tener pulso exquisito
    afino mi pluma y digo:
    Que fui entusiasta testigo,
    cuando triunfaste en el sapo
    en esa tierra de guapos,
    que es el "Llauca", de mi amor
    y se que como escritor
    jamás caerás en gazapos.

    Con mi barrioaltino abrazo,
    Germán Súnico

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sumamente agradecido y muy honrado cuando hoy leo estos comentarios de de tan bienquistos amigos de las Letras, como Celia Ariza Mendoza, Sandra Figueroa (de México), Julio Solórzano Murga y Germán Súnico Bazán.
      Nunca es tarde mis queridos amigos, Gracias otra vez, y que Dios les bendiga siempre en unión de sus dignas Familias, ¡Feliz 2014 y Salud!!.

      raul galvez cuellar,
      Lima, 01-01-014

      Eliminar

Le invitamos a dejar su comentario: